Es un sistema de compensación de siniestros entre compañías de seguros. Con CLEAS, si tenés un choque y no sos responsable, tu aseguradora se encarga de todo. Las compañías adheridas al sistema trabajan entre sí para que vos sólo te ocupes de hacer la denuncia del choque y retirar tu auto reparado. CLEAS hace más rápido tu seguro.

¿Qué compañías participan de CLEAS?
Hoy en día, son 10 las compañías que ya brindan un mejor servicio a sus clientes: Allianz, La Segunda, Liberty Seguros, MAPFRE, QBE Seguros La Buenos Aires, Río Uruguay, Rivadavia, RSA El Comercio, Sancor, San Cristóbal y Zurich. Pero este sistema está disponible para todas aquellas que quieran sumar este beneficio. Por eso, pedile a tu compañía que se sume a CLEAS.

"¿Cómo funciona?
Cuando chocan dos vehículos asegurados en las compañías adheridas al sistema, entra en funcionamiento el CLEAS. El asegurado no responsable del siniestro sólo tiene que hacer la denuncia a su propia compañía, que se encargará de reparar el auto y hacer todos los trámites con la otra compañía. CLEAS acorta los tiempos de reclamo y gestión ante un siniestro. CLEAS hace más rápido tu seguro.

¿Qué diferencias tiene CLEAS con el sistema de atención tradicional?

¿CLEAS tiene algún costo adicional?
CLEAS no tiene ningún costo adicional para el cliente. CLEAS implica un cambio en la relación de las compañías y sus asegurados, logrando una atención rápida y ágil, sin ningún costo extra.

¿Qué tipos de choques entran en CLEAS? Choques leves entre dos vehículos con seguro vigente en alguna de las compañías adheridas. Sólo con daños materiales inferiores a $60.000, quedan excluidos motos y vehículos de más de 9 toneladas de peso bruto total (ómnibus y camiones). Con CLEAS un choque puede convertirse en un simple trámite. CLEAS hace más rápido tu seguro.

¿Qué casos están excluidos de este sistema?

• Los siniestros entre vehículos de la misma Compañía.
• Motos, máquinas agrícolas, vehículos de más de
9 toneladas de peso bruto total (ómnibus y camiones),
casas rodantes, acoplados, furgones y semirremolques.
• Vehículos que hayan sufrido destrucción total.
• Los siniestros con lesiones y/o muertes.
• Daños materiales mayores a $60.000.